Archivo de la etiqueta: Razón

Sócrates y el intelectualismo moral

Estándar

socrates

Sócrates vivió del 469 al 399 a.C, su teoría ética estaba basada en el pensamiento de que la satisfacción de obrar bien es el principio de la felicidad. Identificaba el bien con la sabiduría y al mal con la ignorancia, por ésta razón a su teoría ética se le llamaba intelectualismo moral, ya que solo el que era sabio, podía llevar una vida ejemplar. Concebía la educación como la formación integral del individuo y como una búsqueda de la virtud y la verdad.

Fue condenado a muerte debido a que lo acusaron de no creer en los dioses griegos y de adoctrinar a los jóvenes, se le dio la oportunidad de escoger un castigo alternativo, pero al pedir que los enviasen a donde se encontraban los ganadores olímpicos, el tribunal lo condenó a una muerte instantánea, teniendo por castigo ingerir cicuta.

Podría haberse librado, pero opinaba que si los jueces le habían impuesto ese castigo él tenía que cumplirlo.

El intelectualismo moral de Sócrates exponía que solo los sabios podían llevar una vida ejemplar, debido a que tenían conocimiento y podían tomar decisiones acertadas que mejorasen su calidad de vida. Pero en mi opinión, no siempre los sabios toman decisiones adecuadas ya que el hecho de tener conocimiento no te garantiza llevar una vida ejemplar, de hecho el conocimiento puede ser utilizado con malos fines y perjudicar a otras personas.

Por otro lado, las personas con menos nivel de conocimientos, no necesariamente tienen por qué obrar mal debido a su ignorancia. De hecho la vida es un aprendizaje continuo, desde que nacemos aprendemos, cada día de nuestra vida hay un nuevo aprendizaje. La ignorancia extrema no existe, pues el hecho de estar vivos nos hace adquirir conocimientos, aprendemos a hablar, aprendemos a comunicarnos, a utilizar una serie de herramientas, a relacionarnos con los demás, aprendemos hasta a cuidar de otras personas, aprendemos a desarrollar tareas. Así que no existe, ni la completa sabiduría, ni la completa ignorancia. Existe actitud ante el aprendizaje, si los problemas que nos llegan los asumimos como un reto e intentamos buscar una solución, estamos desarrollando conocimiento, y ese punto de no conocer algo, no tiene por qué ser necesariamente una situación que se identifique con el mal, al contrario, reconocer no saber de algo, te abre la oportunidad del aprendizaje, y por tanto te indica el camino hacia la sabiduría. De ahí que no esté de acuerdo con esta teoría de Sócrates.

Más bien, la formulación correcta, sería decir que son las personas que deciden ignorar el problema, o mirar hacia otro lado, bien por falta de valentía a la hora de afrontarlo, bien porque creen que no pueden aumentar su aprendizaje las que pueden llegar a estar en una mala situación, por no tener capacidad de adaptación.