Archivo de la etiqueta: anagenil

Cómo me vas a explicar (Pedro Salinas)

Estándar

¿Cómo me vas a explicar,
di, la dicha de esta tarde,
si no sabemos porqué
fue, ni cómo, ni de qué
ha sido,
si es pura dicha de nada?
En nuestros ojos visiones,
visiones y no miradas,
no percibían tamaños,
datos, colores, distancias.
De tan desprendidamente
como estaba yo y me estabas
mirando, más que mirando,
mis miradas te soñaban,
y me soñaban las tuyas.
Palabras sueltas, palabras,
deleite en incoherencias,
no eran ya signo de cosas,
eran voces puras, voces
de su servir olvidadas.
¡Cómo vagaron sin rumbo,
y sin torpeza las caricias!
Largos goces iniciados,
caricias no terminadas,
como si aun no se supiera
en qué lugar de los cuerpos
el acariciar se acaba,
y anduviéramos buscándolo,
en lento encanto, sin ansia.
Las manos, no era tocar
lo que hacían en nosotros,
era descubrir; los tactos
nuestros cuerpos inventaban,
allí en plena luz, tan claros
como en la plena tiniebla,
en donde sólo ellos pueden
ver los cuerpos,
con las ardorosas palmas.
Y de estas nadas se ha ido
fabricando, indestructible,
nuestra dicha, nuestro amor,
nuestra tarde.
Por eso no fue nada,
sé que esta noche reclinas
lo mismo que una mejilla
sobre este blancor de plumas
-almohada que ha sido alas-
tu ser, tu memoria, todo,
y que todo te descansa,
sobre una tarde de dos,
que no es nada, nada, nada.

Para alguien muy especial, por el día de hoy,

Te quiero…

Te quiero

Sin parar ni un segundo

Estándar

Hoy os voy a hablar sobre una persona de mi familia a ver si adivináis quién es según su descripción.

Es una niña de unos cinco años, pelo y ojos negros, está muy delgadita y tiene voz de pito. Le encantan las verduras y la fruta y beber cola cao le encanta jugar a los bebés y con el pou le gusta gastar muchísimo dinero aunque el pou sea niña, si le gusta un complemento de niño se lo compra y viceversa nos deja a los pous sin dinero. Le encanta el olor de mi padre y siempre esta con su camiseta para arriba y para abajo. Es muy graciosa y tiene unos puntos que no crees que sea una niña de cinco años.

¿ Sabéis quién es ?

 

Mi hermana blanca

Los flamencos malagueños

Estándar

Buenas tardes a todos hoy os voy a contar una curiosidad sobre los flamencos expresamente los de Málaga.

En San Fernando, podemos encontrarnos en los parques naturales unos preciosos flamencos rosas. Todos creemos que son de aquí pero no es cierto. Estos pájaros son de Málaga y vienen hasta aquí únicamente para alimentarse. Ellos hacen el viaje de Málaga aquí y cuando terminan de comer levantan el vuelo y se van a Málaga. Muchas personas se quejan por tener que ir a trabajar fuera, pero míralos a ellos que para alimentarse tienen que estar viajando de Málaga aquí y de aquí a Málaga.