Mi diario de verano (Segunda Parte)

Estándar

vacaciones de verano

Cuando pensé que ya no iba a tener verano, y que este año las vacaciones pasarían de puntillas sin avisarnos, llegaron las ansiadas vacaciones. Desde hace cuatro días mi madre está de vacaciones, y podremos disfrutar de unos días en familia, pero sin papá, que no tendrá vacaciones hasta septiembre.

Muchas veces le digo a mi madre que vamos como a contracorriente y este verano se ha cumplido. Cuando mis compañeros disfrutaban a tope yo estaba en casa cuidando de mis hermanas encerrada, casi todo el mes de julio he estado así, salvo en feria que he ido casi todos los días gracias a mi madre que a pesar de tener que levantarse para trabajar al día siguiente nos llevaba, y un par de días que cogió para celebrar nuestro santo juntas.

Empecé agosto con la noticia de que mi abuela estaba en el hospital, y todos en casa nos pusimos muy triste, y de hecho aún sigue ahí, esperemos que pronto pueda estar en su casa, os juro que cuando nos enteramos me entró una rabia, ¡como era posible un verano así! pensaba, sobre todo cuando durante el curso me había esforzado al máximo, bueno todas nos habíamos esforzado, y teníamos esa sensación de que el premio a nuestro esfuerzo era seguir sufriendo durante el verano.

La semana pasada mi madre volvió a la oficina, y otra vez sola en casa con mis hermanas, mientras mi madre y mi padre trabajaban, pero todo cambió a partir de este fin de semana, cuando mi madre le dijo a mi padre, cariño no te enfades por lo que te voy a decir, pero mis hijas tienen que tener verano, y aunque nunca lo había hecho hasta ahora, tomó la decisión de en vez de quedarse en casa esperándolo hasta las siete de la tarde, hacer que estos días sean estupendos para nosotras.

Desde el sábado hemos ido a conciertos, barbacoas, mercadillos, a tomar tapas, a exposiciones, museos, obras de teatro, a la playa, sobre todo mucha playa, hemos construido castillos de arena, murallas para intentar frenar la marea, hemos cogido olas y nos lo estamos pasando genial, y si nada lo estropea aún tenemos hasta el 2 de septiembre para seguir sin parar ni un momento, justo ese día comenzará mi padre sus vacaciones, por lo que también podremos aprovechar esos días antes de ir al colegio para hacer rutas en bici por senderos del parque natural, observar las aves y seguir yendo a la playa.

PD: Espero que la tercera parte de este diario de verano, siga siendo igual de feliz.

Un beso a tod@s l@s que me leéis.

Anuncios

Acerca de AnitaGR

Hola me llamo Ana, tengo 14 años y la verdad este experimento "bloguero" lo empecé gracias a mi madre y aunque no escriba mucho me sirve para despejarme. Me gusta mucho la series Castle y Águila Roja, leer y hacer deporte. Espero que os guste mi Blog

Un comentario »

¿Te ha gustado?Me gustaría saber tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s